alcalde_eustaquio_galavis.JPG
Retrato de Eustaquio Galavis
Dn. Eustaquio Galavis Hurtado de la Aguila, Coleg. Rl. M. y S. de Sn. Bartholomé, Bachiller, y Mro. en Filosofía, Dr. en Sagrada Theología en las dos Universidades que hubo en esta ciudad, Bachiller en Sagrados Cánones y Dr. en Leyes, la Thomística, primer Passante de Filosofía Catedrático de Prima en Theologia, y de Instituto en Dcho. Coleg.° Abog.° de esta Rl. Auda Mayordmo Tesoro de Propio del Ille Cabdo de esta Capitl- Juez Conserbr. de las R. Rtas de Tabaco, Aguardientes y Salinas de Zippaquirá por S.M. y luego Administrador de dhas. Rtas y actual Corregidor y Justicia Mayor del mismo partido de Zippaquirá y del de Ubaté por Rl. título y después Alce. Ordinario, de primer voto d esta ciudad de Sta Fee.

Crónica de Pedro María Ibáñez (1854-1919)
http://www.lablaa.org/blaavirtual/historia/cronicas/capi26a.htm

Oscar Romero

Eustaquio Galavis ha pasado a la historia por su papel jugado como comisionado de la Real Audiencia para tratar el pacto con los criollos sublevados durante la "insurrección de los comuneros", a través de las Capitulaciones. Actualmente es tema de debate, si éstas capitulaciones fueron traicionadas por parte de la monarquía o si su elaboración misma por parte del criollo Berbeo, capitán general de los sublevados, constituye por sí misma una "traición", de los criollos contra las facciones populares de la revuelta. En efecto, tras la firma de éstas, el ejército comunero se dividió, y en tanto que los capitanes criollos manifestaron lealtad total al Rey de España, un importante movimiento, compuesto por las capas medias y pobres del virreinato, descontentas con las capitulaciones, continuó desarrollando sublevaciones, que fueron respondidas con contingentes militares enviados por el virrey y el regente desde Cartagena, y que culminó con el suplicio de los principales cabecillas, y el destierro de sus seguidores para la ejemplarización de las poblaciones sublevadas.

Este retrato resulta interesante tanto por la trayectoria del personaje, como por la presencia de indicios que nos permiten pensar en conjunto la concepción de la justicia y del saber en la España del siglo XVIII. Las fuentes de esas concepciones están ejemplificadas en los cuatro libros que reposan sobre la mesa, junto a la banda que representa los grados obtenidos, según consta en la cartela. Uno de esos libros, el que toca la mesa, refiere a la obra de Vicente Tosca, fundador de los Novatores, movimiento que será indispensable para comprender el desarrollo de la Ilustración en España y sus colonias.

En otro lugar nos ocupamos de un personaje de muy similar calidad y trayectoria biográfica: el cuadro de defensa de tesis de Francisco Moreno y Escandón, en tanto que la información proporcionada por la cartela en el retrato de Galavis afirma su pertenencia al colegio real y seminario de San Bartolomé y sus grados obtenidos en filosofía, teología y leyes, y sus actividades docentes y judiciales en los colegios reales y en la real audiencia.

La labor de estos funcionarios y su formación, permiten pensar que en las últimas décadas del siglo XVIII, al tiempo que la corona ha implementado las transformaciones en el ámbito del saber para su instrumentalización, las fuentes del derecho, basadas en la limpieza de sangre y en la teología dogmática, continúan inalteradas.